“MI PATIO ES EL MUNDO” PREMIO OMEP- FUNDACIÓN ARCOR. EDICIÓN 2018

En el marco del Convenio de Cooperación entre la Vicepresidencia Regional para América Latina de la Organización Mundial para la Educación Preescolar (OMEP) y la Fundación Arcor (FA) se ha creado el PREMIO MI PATIO ES EL MUNDO, premio OMEP – Fundación Arcor a la Educación para el desarrollo sostenible en la primera infancia, destinado a instituciones o programas dedicados a la Atención y Educación de la Primera Infancia (AEPI) de los territorios de las Repúblicas de Argentina y de Chile.

 

El objetivo del Concurso es premiar proyectos creativos e innovadores de Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) que incluyan la promoción de prácticas integrales que consideren la dimensión social, ambiental y económica, enfatizando las posibilidades de cambio y mejora y promoviendo la participación de los miembros de la comunidad educativa, siendo los niños y las niñas sus principales protagonistas.

Se entiende el desarrollo sostenible como un proceso de cambio en el cual la explotación de los recursos, la dirección de las inversiones, la orientación del desarrollo tecnológico y los cambios institucionales están diseñados para atender tanto a las necesidades sociales y económicas del presente, como a las del futuro.

La educación para el desarrollo sostenible (EDS) tiene por objeto ayudar a las personas a desarrollar actitudes y capacidades, así como adquirir conocimientos que les permitan tomar decisiones fundamentadas en beneficio propio y de los demás, ahora y en el futuro, y a poner en práctica esas decisiones. Debemos pensar en un futuro en el que las consideraciones ambientales, sociales y económicas estén en equilibrio en la búsqueda del desarrollo y una buena calidad de vida. (OREALC/UNESCO, 2018)

Los primeros años de vida son el punto de inicio para el aprendizaje permanente dentro de la EDS. Existe una fuerte tradición de integración curricular en la AEPI comprometida con el entorno vital y la participación infantil, que se alinean bien con la EDS, por lo que es posible construir proyectos sobre estos fundamentos y abarcar las complejidades del aprendizaje transformador. Las buenas prácticas en educación infantil integran el conocimiento y las habilidades para la vida sostenible, los derechos humanos básicos y el aprendizaje a través de la experiencia. Estas concepciones, aunque son comunes en la AEPI, siguen sin ser reconocidas en estos términos y deben ser documentadas y promovidas. Resulta necesario participar críticamente en los diversos enfoques contextualizados, y documentar y compartir prácticas exitosas. (OMEP, 2010)

Los niños y niñas pequeñas son sensibles y curiosos frente a sus entornos de vida naturales, sociales, económicos y culturales. En este marco, destacamos el reconocimiento de la biodiversidad como la riqueza de formas de vida de un territorio y consideramos que es fundamental que cada infante aprenda a valorarlo, disfrutarlo y cuidarlo. Sin embargo, cada vez resulta más evidente la pérdida de calidad y la progresiva disminución en la variedad de los recursos disponibles y la constatación de los conflictos humanos que origina su desigual distribución. En una sociedad democrática, sólo es posible afrontar estos problemas a partir de un determinado grado de consenso, participación social y ejercicio de la ciudadanía.

El reconocimiento y promoción de la biodiversidad en el entorno de vida de los niños y niñas, incluyendo los espacios exteriores de los establecimientos dedicados a la AEPI, son, a menudo, la única oportunidad de contacto con la naturaleza y aportan unos beneficios que son básicos para la mejora de la calidad de vida de niños y niñas. Habría entonces una estrecha relación entre las posibilidades de contacto con elementos del medio natural y la adopción de estilos de vida saludable que procuramos en la niñez y se torna elemento indispensable en el marco de una EDS.

Destacamos una de las conclusiones del informe de UNICEF sobre el Estado de la Infancia en el Mundo de 2012, que dice así:

“En los entornos urbanos, los espacios públicos podrían contribuir a mitigar los efectos del hacinamiento y la falta de intimidad en el hogar y fomentar la capacidad de los niños para relacionarse con compañeros de distintas edades y circunstancias, sentando las bases de una sociedad más equitativa. Facilitar el esparcimiento, puede, además, contrarrestar los índices de crecimiento de obesidad y sobrepeso en la infancia que dimanan no sólo de los cambios en el régimen alimentario sino también de la adopción de un estilo de vida sedentario relacionado, a su vez, con la pérdida de oportunidades recreativas (…) Los niños y las niñas precisan también del contacto con la naturaleza. Numerosos indicios de investigación muestran que la cercanía con los árboles, el agua y otros aspectos del paisaje natural influyen de forma positiva en la salud física, mental, social y espiritual de niños y niñas. Se ha constatado que el contacto con la naturaleza puede restablecer la capacidad de concentración de los más pequeños que es la base para mejorar la cognición y el bienestar psicológico” (UNICEF, 2012, p. 62).”

El Concurso – Bases y Condiciones 

Los proyectos para el Concurso pueden girar sobre diferentes aspectos relativos a la EDS, teniendo en cuenta que, uno de sus principios afirma que la enseñanza no sólo debe proponer conocer y admitir la realidad del entorno social y natural, sino que debe incluir saberes y actividades que ayuden a comprender y actuar, para llevar a cabo acciones de mejora y prevención. Ello implica asegurar un vínculo directo con el entorno natural y cultural, así como el desarrollo y el fortalecimiento de vínculos entre los niños y niñas, con otros actores institucionales y entre ellos y la comunidad.

Dentro de los temas posibles de ser abordados, pueden mencionarse:

  • Rediseñando el patio de nuestro jardín/parvulario/etc.
  • Conocemos y proponemos cambios en la plaza de mi barrio / de mi pueblo.
  • ¿A qué jugamos en los patios/espacios exteriores? Los niños y niñas evalúan los espacios y elementos para jugar, que hay en los patios, plazas, parques, etc. Lo que hay, lo que no hay, lo que sobra. Proponen estructuras que potencien los diferentes juegos en los espacios cubiertos y al aire libre; oportunidades para el movimiento corporal, el juego simbólico, de exploración, etc.
  • Los árboles, en calles, plazas y otros espacios de exploración y juego de mi entorno. ¿Cuántos hay, cómo están, buscamos niños padrinos y niñas madrinas para el árbol que está frente a cada casa, frente al establecimiento, en nuestro entorno?  ¿Qué les propondremos hacer? ¿Cuál será su responsabilidad? ¿Cómo lo vamos a decidir?
  • La huerta: qué cultivamos, de la huerta a la mesa.

La participación en este Concurso está sujeta a las presentes Bases y Condiciones, que se consideran conocidas y aceptadas por los participantes por el hecho de inscribirse para presentar sus proyectos.

Acerca de los Participantes 

Pueden participar educadores de establecimientos o programas (públicos, privados o comunitarios) dedicados a la Atención y Educación de la Primera Infancia (AEPI), legalmente reconocidos, debiendo contar con la aprobación y apoyo sus directivos o responsables legales.

En todos los casos debe tener domicilio en las Repúblicas de Argentina y de Chile.

No pueden optar por este Premio las personas que se desempeñen en cualquiera de las instituciones organizadoras, sus cónyuges y otros familiares directos, ni los miembros del Jurado o de la Comisión de Preselección, sus cónyuges y otros familiares directos.

Características de los Proyectos

Los Participantes pueden presentar proyectos de EDS a desarrollar o que ya se encuentren en proceso de implementación, debiendo en ambos casos, demostrar posibilidades concretas de ser llevados a la práctica con éxito.

El proyecto deberá:

  • Ser sostenible en el tiempo.
  • Articular teoría y práctica.
  • Incorporar criterios de creatividad e innovación.
  • Favorecer la construcción de aprendizajes significativos, así como la participación de niños, niñas y docentes u otros miembros de la comunidad institucional.
  • Garantizar la máxima coherencia entre la gestión y los objetivos y contenidos de la EDS.
  • Promover la participación de niños/as como corresponsables y no solo como destinatarios de las propuestas
  • En la medida de lo posible, promover vínculos formando redes con otras instituciones educativas y sociales.
  • Dar cuenta de una concepción integral del desarrollo del niño y de integralidad de la intervención educativa.

Características de la convocatoria

Una vez que los participantes se inscriben on line, un Comité de Preselección, escogerá diez (10) proyectos por país, que según su criterio responden a las características del Concurso.

Los autores de los proyectos escogidos recibirán asesoramiento y orientaciones de un especialista-orientador que realizará el seguimiento del proyecto, pudiendo efectuar evaluaciones periódicas y solicitar información para controlar su avance, a lo largo de los 100 días corridos fijados en el cronograma.

Los autores de los proyectos se comprometen a participar de un Foro Virtual, con los demás candidatos

Al finalizar la etapa de desarrollo, los candidatos entregarán un Informe Final del Proyecto que se fue elaborando con el asesoramiento de los orientadores.

Un Jurado evaluará el conjunto de los Informes y elegirá a un Ganador y dos Menciones de Honor, una por país.

Sobre el jurado 

El jurado estará integrado por personalidades de reconocido prestigio en el ámbito académico de la educación de la primera infancia y de la EDS.

Sobre el Premio 

Al Proyecto ganador se le otorgará un premio de $ ARG 30.000,00 o su equivalente en $ CLP. También habrá dos menciones de honor de $ARG 10.000,00 o su equivalente en $CLP.

El monto debe estar destinado a financiar aspectos específicos de la ejecución del proyecto pedagógico, explicitados en el Informe Final de Proyecto.

Todos los participantes del concurso, por el solo hecho de participar, aceptan que sus proyectos sean difundidos, puestos a disposición y utilizados, en forma gratuita y sin limitación alguna, por toda la comunidad educativa y académica, sin que tengan por ello derecho a compensación alguna.

Inscripción

Los participantes deben completar un formulario de inscripción on line  aquí 

En dicho formulario deben indicar las características y demás datos de la institución, así como consignar información vinculada con el proyecto.

En la presentación deberán desarrollar los siguientes aspectos:

  1. Título o tema central del proyecto / ¿Qué?
  2. ¿Por qué resulta importante desarrollar el proyecto?
  3. ¿Cuáles son los propósitos del proyecto? / ¿Para qué?
  4. ¿Qué estrategias y actividades se desarrollan ?/ ¿Cómo?
  5. ¿Qué tiempo se necesita para concretar el proyecto? (cronograma) / ¿Cuándo?
  6. ¿Quiénes participan del proyecto?

Cronograma de desarrollo del Premio, versión 2018

Convocatoria 25-6
Presentación de Proyectos 26-6 al 5-8
Preselección 6-8 al 10-8
Desarrollo del proyecto 11-8 al 21-11
Orientación, asesoramiento y seguimiento 11-8 al 21-11
Evaluación del Jurado 22-11 al 30-11
Otorgamiento de los Premios 6 de diciembre

 

Archivo Bases y Condiciones PREMIO ARCOR OMEP

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *